#TBT Metrópolis un clásico que no pasa de moda

Rintaro es uno de los mayores nombres de la animación japonesa. Aquí, con guión de Otomo (ver Akira) y sobre una historieta original del padre del manga y el animé Ozamu Tezuka (el papá de Astroboy y Kimba), se desarrolla una fábula antifascista donde los seres humanos y los robots no logran convivir en paz. Homenaje en más de un sentido al clásico de Fritz Lang, la ciudad puesta en pantalla es asombrosa.

Género:   Ciencia ficción

Creador:   Dr. Osamu Tezuka (en 1949)

Director:  Rintaro

Director de arte:   Shuichi Hirata

Diseño de los personajes:   Yasuhiro nakura

Adaptación para la pantalla:   Katsuhiro otomo

Producida por:    METROPOLIS COMMITTEE

Tema principal:    I Can´t Stop Loving You – Ray Charles

Tipo:   Película

 

Metropolis
metropolis-capAdaptada a la pantalla por dos de los creadores más importantes de Japón –Katsushiro Otomo (Akira) como guionista y el realizador Rintaro–, Metrópolis, el animé, constituye un muy buen ejemplo de hasta dónde llega la animación japonesa a la hora de contar historias. El film cuenta la historia de una tecnocracia donde la empresa privada no sólo ha creado un arma devastadora, sino que, tras provocar una revolución de izquierda contra los robots que les quitan la mano de obra a los humanos, ha instalado un gobierno dictatorial de ultraderecha, donde la simbología nazi aparece apenas disfrazada. El mérito de la historia es que entre los dos bandos políticos, los robots, la inteligencia creada por el hombre como última expresión de la tecnología, quedan como el jamón del sandwich, los culpables de siempre, usados en este caso como metáfora de aquellas personas que son discriminadas dentro del sistema. metropolis_0El juego visual que la película propone –lejos del esquematismo de las series niponas para la televisión– es el de una ciudad construida en estratos donde cobra una capital importancia el plano general (desgraciadamente un poco trabajoso de apreciar en el televisor). La aventura, la mezcla de parábola política, ciencia ficción, policial negro y cuento de hadas –no poco recuerda uno de los personajes al Haley Joel Osment de Inteligencia artificial– y la deslumbrante banda de sonido hacen lo suyo para que la película, más allá de sus planteos audaces, asombre. El contrapunto entre el diseño astroboyesco y el planteo político crea la posibilidad de que los autores den rienda suelta a la imaginación. Prueba de ello es el final apocalíptico con Ray Charles cantando I Can’t Stop Loving You, como plasmación de la pureza de sentimientos de su pareja protagónica.

Pgina oficial de la pelicula

http://www.sonypictures.com/cthv/metropolis/

%d bloggers like this: